domingo, 29 de junio de 2008

ESPAÑA, CAMPEONA DE LA EUROCOPA 2008

ESPAÑA, CAMPEONA DE LA EUROCOPA 2008
necesito decir más
Aunque el deporte no es un tema común de este blog, simplemente no puedo dejar de hacer mención al triunfo de la Selección Española quien era mi favorita para ganar la Eurocopa (lastima que no aposte). Lamentablemente siempre tiene que haber un perdedor, y ni modo, en esta ocasión le toco a los alemanes con los que también simpatizo.

LA LUCHA


EL TRIUNFO

El Rey Iker

LA CELEBRACIÓN
La comunidad española celebrando en la Plaza
de la Cibeles de la Ciudad de México
EL PREMIO DE CONSOLACIÓN

P.D. Estas imágenes hicieron crujir
mi casi siempre insensible corazón:

Si da tristeza este pobre güero…
…lastima del océano de distancia que hay para consolar
a las hinchas germanas, pobres güeritas


JAY-Z CONTRA NOEL GALLAGHER

JAY-Z CONTRA NOEL GALLAGHER

Como bien lo dice mi buen amigo JJ : “…realmente ya nada me sorprende en este mundo…”, frase que viene a colación de la más reciente noticia del Glastonbury 2008 y la polémica a su alrededor (leer post previo), la cual poco a poco comienza a convertirse en el tema de comidilla entre los fans de Oasis y Jay-Z, debido a que éste último durante su presentación en el ya citado festival, interpretó de manera burlesca “Wonderwall” a efecto de dar contestación a los cometarios condenatorios de Noel Gallagher sobre la incursión del hip-hop y su participación en el Glastonbury, hechos a los que el hermano de Liam atribuye la mala venta de boletos para el espectáculo.

Por un lado hay que reconocer que el Jay-Z tiene bastante ingenio y hasta me atrevo a decir que elegancia, pues bien pudo usar la tribuna del Glastonbury para despotricar en contra de Gallagher, en cambió lo ridiculiza de una forma apabullante al cantar la emblemática rola del grupo de Manchester en el respetado santuario del Britpop, escenario que en los noventas le diera tantos éxitos a Oasis, dando así inicio a lo que promete convertirse en una guerra mediática de declaraciones entre ambos artistas mas fea que la de Carmelita Salinas y Niurka; ahora habrá que esperar la respuesta de Noel ante tal evento, pues obviamente no se va a quedar callado pues al tipo también le encanta la bronca, pero si yo fuera él me andaría con cuidado con un mafioso como Jay-Z, pues finalmente los pandilleros neoyorquinos son más violentos que los chicos de la clase obrera inglesa, o no?

Aquí les dejo el video subido a you tube, no se lo pierdan antes que alguno de los dos contrincantes, siguiendo el ejemplo del pendejo de Prince, pida que lo quiten.

JAY-Z - Wonderwall (Glastonbury 2008)



P.D. Obviamente Noel no tendrá contemplados a los organizadores del Glastonbury ni a Jay-Z dentro de su lista de regalos de navidad.

viernes, 27 de junio de 2008

GLASTONBURY 2008: EL DESPERTAR DEL GRAN COLOSO

GLASTONBURY 2008: EL DESPERTAR DEL GRAN COLOSO

Hace años que dejo de ser el único, el más popular, de marcar pautas y tendencias, de innovar visual y tecnológicamente, e incluso, paulatinamente ha dejado de ser un espectáculo atractivo y en consecuencia un negocio tan redituable como el de antaño, y sin embargo el GLASTONBURY, que hoy arrancó su edición 2008, continua siendo el rey de los festivales.

El legendario Festival de Glastonbury, que como cada año se realiza en Somerset, Inglaterra, tiene para esta ocasión como headliners a Kings Of Leon, The Verve y Jay-Z, además de contar con las presentaciones de otras bandas y cantantes como Vampire Weekend, Amy Winehouse, KT Tunstall y Los Campesinos (sin contar los Dj’s y demás artistas que también participan); los que habrán de presentarse a lo largo del fin de semana frente a miles de fanáticos, quienes con tal de vivir la inigualable experiencia que provoca asistir al “Glaston”, se desprenden de considerables sumas de dinero para acceder a él y soportan las incomodidades producidas por el clima y el lodo.

Pero a pesar de todo el encanto y la historia del Glastonbury, este año atraviesa un momento critico, debido en parte a la polémica surgida a raíz de la participación de cantantes de hip-hop, situación a la que muchos de los fieles adeptos y participantes como Noel Gallagher, atribuyen la mala venta de boletos para la jornada del dos mil ocho; aunque ciertamente comparto la idea de Noel Gallagher, en cuanto a que el Glastonbury no debería abrir sus puertas al hip-hop (no porque dicho genero sea malo, al contrario, el mismo tiene su importancia, pero de pronto difiere con la filosofía, costumbres y el público a quien va dirigido el festival), no creo que la crisis que esta atravesando el “coloso” británico se deba a la participación de cantantes como Jay-Z, sino a factores que los organizadores no han visto o se niegan a ver, quizás por soberbia o quizás por lo flemáticos que pueden ser los ingleses.

En mi opinión, la poca demanda, que a comparación de años posteriores ha tenido el Glastonbury 2008, se debe entre muchos otros problemas a la proliferación de festivales de música en todo el mundo, a los elevados costos que implica pode asistir a él (no tanto por los boletos de los conciertos, sino por los precios del transporte, comida y hospedaje que hay que pagar), la pérdida de los principios y valores que le dieron origen (la buena música por encima de todo, creo que se les olvido), y la poca o nula evolución que ha experimentado en últimos años, sobretodo en un momento en que nuestra percepción sobre la forma como entendemos y escuchamos la música cambia día con día. Mas sin importar qué problemas pueda padecer, estoy convencido que es imposible que un festival tan mítico con Glastonbury llegue a desaparecer.

5 razones por las que el Glastonbury es el Rey:
1.- Es uno de los que más años de existencia tiene.
2.- Casi todos los músicos británicos y los mejores del resto del mundo han participado en él (o están a punto de hacerlo).
3.- Tiene uno de los carteles más grandes del año.
4.- Da cabida tanto a artistas populares como aquellos que son desconocidos.
5.- El que logra asistir al Glanstonbury queda marcado por el resto de su vida, pues con el sólo hecho de ir lo convierte en una parte sumamente importante de la historia de la música.


5 razones por las que el Glanstonbury puede perder el trono:
1.-
La lluvia.
2.- El lodo.
3.- Bonnaroo.
4.- Coachella, Coachella, Coachella, y mil veces más el Coachella (con todo y que este año no ha sido el mejor).
5.- No renovarse es morir.

TRAVIS - DRIFTWOOD (GLASTONBURY 2000)

lunes, 23 de junio de 2008

LA INVASIÓN BRITÁNICA EN MÉXICO Y UNA REINA QUE SE MORIRÍA POR SER INGLESA

LA INVASIÓN BRITÁNICA EN MÉXICO Y UNA REINA QUE SE MORIRÍA POR SER INGLESA

Aun no me recuperaba de la noticia sobre la participación de los Nine Inch Nails y los Stone Temple Pilots el 18 de octubre en el Motorokr Fest de este año, cuando mis aun acelerados nervios entran en colapso nuevamente por la confirmación de que Oasis hará una visita a México dentro de pocos meses, con lo que sumándose a las presentaciones de Muse para el mes de julio y la posible visita de Kt Tustall en octubre, bien podrían considerarse estos últimos tres conciertos como una invasión Británica a nuestras tierras.

Aunque me encantaría ir a ver a los NIN, prefiero esperar que me depara el cartel del MANIFEST (no me defraudes); en cuanto a la fecha de Muse simplemente esta vetada en mi calendario por cuestiones de trabajo (lo peor de todo es que esas pinches cuestiones también me obligaron a cancelar mis vacaciones), no así en cuanto a la aún no confirmada fecha del concierto de KT Tunstall, aparentemente programada para el sábado once de octubre (ese día no hay trabajo, jajaja) en el Vive Cuervo Salón del Distrito Federal; finalmente, al concierto de OASIS prácticamente ya es un hecho que asistiré, la cita es el 29 de noviembre en Monterrey, sólo tengo que escoger el precio del boleto y obviamente comprarlo (a menos de que se agoten u otra cosa pase, pero prefiero pensar positivo y dar por hecho que voy a ir).

Por otro lado, no obstante que no soy fan, he de reconocer que varias de las rolas de MADONNA me gustan, además de que respeto por completo su aporte al mundo de la música, por lo que me parece relevante mencionar (lo que muchos obviamente ya saben) que las localidades de sus conciertos en el Foro Sol de la Ciudad de México, quedaron agotadas tras romper impresionantemente un record de ventas, ya que según reportes de la Directora de Tickemaster en México, en tan sólo 47 minutos se vendieron todos los boletos para la presentación del 29 de noviembre, en tanto que los correspondientes al día 30 siguiente, que comenzaron a venderse a partir de las doce horas con quince minutos, quedaron agotados a las trece horas con cuarenta y dos minutos de hoy 23 de junio; afortunadamente mi muy querida amiga Yvana alcanzó a comprar dos boletos en localidades preferentes para el concierto del domingo (inicialmente uno de esos sería mío, pero al final su labor de convencimiento no pudo hacer nada contra Oasis). No cabe duda de que también en México Madonna puede autoproclamarse REINA ABSOLUTA.

Ante esta situación no puedo evitar sentirme emocionado, pues con la confirmación de estas fechas no es difícil vislumbrar que los conciertos de otoño aun darán muchas sorpresas, lo malo es que ante tantas actividades para los amantes de la música y los conciertos, el tiempo, la distancia o el dinero podrán ser un obstáculo para poder estar en todos los espectáculos.


P.D. Si alguien tiene más datos sobre el probable concierto de KT Tunstall en la Ciudad de México, les agradecería mucho que los compartieran.


GIVE IT 2 ME (El nuevo video de Madonna)



sábado, 21 de junio de 2008

VAMPIRE WEEKEND: UNIVERSITARIOS CONQUISTANDO EL MUNDO LOS FINES DE SEMANA

VAMPIRE WEEKEND:
UNIVERSITARIOS CONQUISTANDO EL MUNDO LOS FINES DE SEMANA

Aunque algo había escuchado de los Vampire Weekend el año pasado -obviamente no lo suficiente como para ponerles atención- fue hasta este 2008 que se presentaron ante mí como una verdadera revelación, en gran parte gracias a muchos blogs en donde se les daba a conocer; curiosamente no fue “A-Punk” (su hit del momento) la primera rola que pude escuchar de ellos, sino “Bryn”, una oda a los sentimientos ocultos que claman por ser descubiertos, luego escuche “Ladies of Cambridge”, una cancioncilla bastante interesante, y posteriormente pude oír la excitante “Mansard Roof” y el cover de “Exit Music (For a Film)”, rola compuesta por Radiohead, con el que la banda originaria de Nueva York rindió tributo a esa imponente obra llamada “Ok Computer”; fue entonces cuando ya no pude resistirme mas a ellos, y gustoso ofrecí mi cuello a estos Vampiros amantes de los sonidos africanos y las chicas vestidas de Louis Vuitton.

En el mes de abril finalmente compre el LP de los Vampire Weekend, y aunque fue un gasto innecesario porque ya tenía todas las rolas, el mero acto de adquirir el disco siempre ha representado para mí un ritual obligatorio, con el que doy constancia de mi enamoramiento hacia una nueva banda; desde el mes en cuestión a la fecha muchas cosas han pasado en la vida de los Vampire Weekend como agrupación, pues en tan sólo un par de meses dejaron de ser unos desconocidos para convertirse en un éxito rotundo; cientos de revistas alrededor del planeta les han concedido las mejores criticas y puntajes de sus reseñas, e inclusive algunas no se han resistido a tenerlos en sus portadas, además, los Vampire Weekend han dejado incrustado su nombre en carteles de festivales tan importantes como el Coachella, el Bonnaroo y el Glastonbury, consagrándose así como uno de esos gratos fenómenos musicales que vale la pena escuchar, pero que son cada vez menos frecuentes en un mundo donde abundan las bandas que, al carecer de originalidad, espíritu creativo y sed de algo más que fama y dinero, tienden a imitar lo ya probado y conocido.

Como muchas otras bandas, los integrantes de Vampire Weekend se conocieron mientras aun estudiaban en la Universidad, que en este caso fue la de Columbia, prestigiada institución donde el destino quiso que Ezra Koenig (vocalista principal y guitarra) y Chris Tomson (batería) formaran un dueto de rap llamado “L’Homme Run”; posteriormente a estos dos chicos se unieron Chris Baio (bajo) y Rostam Batmanglij (teclados, guitarra y vocalista secundario), para formar en el 2006 la banda que hoy conocemos.

Una vez que el cuarteto estuvo debidamente integrado y compusieron sus primeras canciones, se avocaron a la tarea de difundir su trabajo como cualquier otra agrupación de universitarios lo haría: tocando en fiestas de fraternidad y participando en “guerras de bandas”, más como hijos de la nueva era, fue gracias al Internet y a los blogs que su trabajo se propagó rápidamente, alcanzando de esa forma un éxito repentino que tomó por sorpresa a estos jóvenes neoyorquinos.

De la noche a la mañana comenzaron a lanzar sus primeros EP’s, a figurar en las revistas más prestigiadas del mundo como la Rolling Stone, la NME y la SPIN (ésta última los declaró “la mejor banda del 2008” en su edición de marzo), y a ser convocados a los programas de televisión más importantes como “The Late Show with David Letterman”, “Saturday Night Live”, y mi favorito, el “Show de Jools Holland”, afamado programa de la BBC que se distingue por presentar a la crème de la crème del mundo de la música.

Aunque el éxito de los vampiros del fin de semana se ha dado en extremo rápido, no por eso su trabajo ha resultado de menor calidad o es menos valioso que el de otras bandas a quienes les ha tomado más tiempo lograr sus objetivos; la clave del triunfo de los Vampire Weekend radica en su capacidad para fusionar sonidos sumamente disímiles unos de otros, lo cual, si bien no es algo que no se haya hecho antes o con lo que nunca se hubiere experimentado, sí marca la diferencia en un escenario donde son comunes las agrupaciones acrecentadas por las nuevas herramientas tecnológicas pero sin un ápice de talento, y aunque probablemente éstas poseen buenas intenciones y mucha voluntad, al carecer de inspiración e inventiva se limitan a imitar lo hecho por otras agrupaciones o se valen de sonidos y temas ya probados, escudándose en la onda “retro” y las supuestas influencias que han recibido a lo largo del tiempo, situación que tarde o temprano las conducirá irremediablemente al olvido.

Muchos son los que han considerado que el sonido de los Vampire Weekend, en principio inclasificable, en definitiva puede ser etiquetado como “afro-pop”, pero aunque sus composiciones tienen fuertes reminiscencias de los extravagantes ritmos africanos, derivadas principalmente de las experiencias adquiridas por Ezra Koenig en sus viajes a la India y el gusto en general de todos los integrantes por los músicos del continente africano, los Vampire no se enfrascan sólo en esos sonidos, sino que juegan con otro tipo de música como el ska, el reggae, el western, la suavidad del britpop, la rudeza del punk y hasta los exóticos sonidos caribeños. Por otro lado, la lírica de los Vampire Weekend no es ni la más brillante o profunda que exista en la actualidad, pero por eso es tan excitante y novedosa, aunque si bien por momentos resulta difícil de comprender debido a que emplean términos muy intelectuales, o se ciñe demasiado a la cotidianeidad de sus vidas en Nueva York (como por ejemplo ocurre con la rola “Oxford Comma”), aun así mantienen cierta sencillez y claridad, por lo que su canciones terminan siendo asequibles a cualquiera y por lo tanto adaptables a casi toda interpretación.

Aparte de las singularidades ya expuestas sobre la música de los Vampire Weekend, en lo personal hubo dos aspectos extras que me convirtieron en fan de esta banda: el primero se circunscribe a la edad de sus integrantes, que aun son veinteañeros, simplemente Ezra Koenig tiene la misma edad que yo (veintitrés años), por lo cual me siento identificado con la agrupación; el segundo se relaciona con los temas de sus rolas, los cuales en parte derivan de sus experiencias en la universidad, periodo de mi vida que al igual que ellos no hace mucho concluí, y aunque ciertamente la vida universitaria varía de país en país, hay situaciones y sentimientos que casi todos los universitarios edl mundo afrontamos, como por ejemplo la incertidumbre del futuro cercano, la necesidad de ser reconocidos y amados, el deseo de vivir más rápidamente, las ganas de vacacionar y olvidar por un tiempo los estudios, o la rabia que se puede sentir por un maestro cruel; más a pesar de que dichos temas pueden tornarse preocupantes y depresivos, los Vampire logran hacerlos más ligeros y hasta divertidos con la manera tan natural y espontánea con que los tratan.

En conclusión, sin ser ostentosa, la obra de los Vampire Weekend es una verdadera “joyita” que los amantes de la buena música sabrán apreciar, más el reto a corto plazo de esta banda, como siempre ocurre con los novatos, será llenar las expectativas de los críticos y fanáticos que pasada toda la “avalancha” mediática habrán de exigirles un trabajo superior o por lo menos igual a su álbum debut, sin embargo, los Vampire Weekend sólo podrán ofrecer algo tan fresco y original como su disco epónimo, mientras se sigan manteniendo independientes y dispuestos a no complacer a nadie, sólo así dejarán patente que lo suyo no fue un golpe sino una auténtica muestra de talento.
Diez cosas que hay que saber sobre los VAMPIRE WEEKEND:

1.- UNA PELÍCULA DE HORROR Y COMEDIA: Los Vampire Weekend toman su nombre de un cortometraje que Ezra Koenig filmó mientras aun estudiaba en la Universidad, pero que nunca llegó a concluir; la historia trata sobre un chico llamado Walcott que intenta salir de Cape Code (península cercana al estado de Massachusetts), para así escapar de las garras de unos Vampiros.

2.- NUESTRA PROPIA COMPLICADA DEFINICIÓN: Más que afro-pop, los Vampire Weekend definen su estilo musical como “Upper West Side Soweto”, debido a que emana de una fusión entre ciertos sonidos de la famosa zona artística de Nueva York y una región de Johannesburgo, Sudáfrica.

3.- LOS PRIMOS MEXICANOS: La familia de Ezra Koenig proviene de Rumania, pero con la llegada del comunismo a ese país optaron por emigrar al continente americano; una parte (de la cual procede Ezra) se trasladó a Nueva York, y la otra a México, donde aun viven varios parientes que no conoce pero con los que anhela tener contacto en alguna visita no muy lejana.

4.- UN ALUMNO MUY INTELIGENTE: Un año antes de alcanzar el éxito con los Vampire Weekend, Ezra Koenig trabajó como maestro de Ingles en una preparatoria, ahí uno de sus alumnos proféticamente solía decirle: “Mr. Koenig, ustedes tienen que destronar a los Fall Out Boy…”, sin duda era un alumno que ameritaba un diez, no tanto por su desempeño escolar sino por su buen gusto musical.

5.- LAS LIGA DE LOS VAMPIROS: La Universidad de Columbia es una de las ocho que forman parte de la “Ivy League” (Liga de la Hiedra), denominación con la que se conoce a la coalición o conferencia deportiva de varias universidades privadas de los Estados Unidos, cuyas principales características son sus altos niveles académicos, los estándares elitistas para la selección de sus alumnos y los elevados costos de sus colegiaturas, además de que todas las universidades se encuentran ubicadas en la Costa Este (lugar a donde pertenecen los primeros trece estados de la unión americana), lo cual nos da una idea del perfil que tiene los integrantes de Vampire Weekend.

6.- CANDELABRO FAMOSO: El candil que aparece en la portada del LP de los Vampire Weekend, pertenece a la casa de una fraternidad a donde la banda fue invitada a tocar para amenizar una fiesta.

7.- LA COMIDA DE MAMÁ: La madre de Rostam Batmanglij es una autora de libros de gastronomía, sumamente respetada por sus conocimientos en cocina persa.

8.- LA CONEXIÓN BRITÁNICA: Los encargados de dirigir el video de “A-Punk” fueron “Hammer & Tongs”, los mismos que dirigieron el clásico video “Coffee & TV” de Blur y el “Imitation Of Life” de R.E.M.

9.- EL VIRTUOSO: Ezra Koenig realizó estudios de literatura, toca la guitarra y el Saxofón.

10.- EL BLOG: Mientras Ezra estudiaba en la universidad comenzó a interesarse en la teoría de la literatura postcolonial, su afición por dicho tema lo llevó a realizar una serie de investigaciones que quedaron plasmadas en un blog que tituló “INTERNET VIBES”; en él se pueden encontrar muchos de los fundamentos e ideas que más tarde darían nacimiento al estilo de los Vampire Weekend, así como detalles de su vida y de su cortometraje inacabado, la dirección es
http://internetvibes.blogspot.com/.


MANSARD ROOF



A-PUNK

DISERTACIONES AMORFAS SOBRE LOS SIGNIFICADOS DEL “INDIE”

DISERTACIONES AMORFAS SOBRE LOS SIGNIFICADOS DEL “INDIE”
Si alguna vez llegué a pensar que lo “Indie”, era una palabra creada por una subcultura en vías de ascenso para definir su estilo musical, el tiempo en que me mantuve en esa idea (conste que escribo “idea” y no “error”) fue muy corto, pues tan pronto como conocí de la existencia del término en cuestión, comencé a investigar para conocer más de él, llegando a la conclusión de que el concepto “indie” no tenía nada de novedoso, y que muy por el contrario a lo que yo pensaba, la verdad es que no era del todo un neófito en el tema, pues hacía un tiempo que yo conocía la por muchos enarbolada independencia de los procesos de producción y distribución de la música.

He de reconocer que en un principio toda la información recabada sobre el “indie” me dio bastante hueva (pereza), probablemente porque sea muy “estupido”, pero lo cierto es que como melómano que me considero, siempre he puesto en primer plano la música y al músico, dejando en niveles inferiores otros aspectos que tristemente se asocian a dichos conceptos, como son las disqueras, las cuales raras veces me importan y la razones son muy sencillas: yo decido ser fan de una banda por su música y no por la compañía a la que pertenece; cuando opto por comprar un disco de música en una tienda o lo hago a través del iTunes, no me fijo si fue editado por una disquera independiente o una empresa poderosa, lo hago porque sé que lo que voy a disfrutar; así como una disquera independiente no siempre es garantía de calidad, una gran transnacional tampoco es sinónimo de limitación a las libertades creativas; y porque todas las disqueras, no importando su poderío o filosofía, termina viendo en la música un producto que les permite ganar dinero, pues nos guste o no, la música es un negocio bastante redituable.

En aquel entonces adopté una posición bastante apática para con el tema del “indie”, pues como ya lo expliqué, poco me importaba si las bandas de mi predilección formaban parte de una gran disquera o lo eran de una independiente (que a final de cuentas no son tan “indie”), para mí lo fundamental seguía siendo su obra. Fue tras el boom del iPod, el iTunes y el “my space”, que me vi obligado a prestar nuevamente atención al vocablo “indie”, para descubrir en esta nueva ocasión, que quizás la mentada palabrita sí afectaría mi manera de relacionarme con la música, sobretodo porque gracias al desarrollo tecnológico, acceder al trabajo de personas con un talento genuino se estaba volviendo realmente fácil, pues en las nuevas herramientas proveídas por Internet, los músicos encontraron la autonomía necesaria para que su obra llegara a más gente, sin la necesidad de conseguir la aprobación previa de una disquera que les ayudara, pero más aún, haciéndolo con una libertad creativa absoluta; fue en este punto que el “Indie” comenzó a importarme de verdad.

Con el tiempo vi como la palabrita “indie” comenzó a masificarse, a trascender más allá de su significado y a englobar conceptos muy distintos de los que inicialmente amparaba, inevitablemente evolucionó y fue adaptada por la colectividad en que había penetrado de manera novedosa, para usarse como un género musical o hasta incluso como la definición de un estilo de vida; en lo personal no me molesta la forma en que el vocablo “indie” termino usándose, sino que muy por el contrario he visto este fenómeno de la forma más ligera y natural, sin embargo, nunca faltan los puristas que se amargan la vida por el uso indiscriminado e incorrecto del concepto o tema, que al menos a la luz de la Real Academia de la Lengua Española, ni siquiera existe, pues la palabra realmente reconocida es independencia, la cual sí engloba todas las ideas relacionadas con la libertad, sin importar el plano en que sean usadas.

Aunque no pedida, la anterior exposición viene a colación del interesante comentario plasmado de manera anónima dentro del post que antecede, y el cual es del tenor literal siguiente: “lol, has de ser de esos que piensan que lo ‘indie’ es un género”; la respuesta sencilla a tal comentario sería que no, la neta no soy uno de esos que piensan que el “indie” es un género, y aunque así fuera, como ya lo explique, ni me daría vergüenza ni tendría nada de malo; sin embargo, a raíz de dicha sentencia y aprovechando el primer año de vida de estas crónicas, me surgió el interés por disertar -quizás incorrectamente- sobre un tema que, no obstante con relevancia para un blog que lleva por título “Crónicas Indie de un Chico Freak”, hasta antes del presente post, por la flojera y la nula motivación no lo había hecho.

Estas irrelevantes crónicas surgieron mientras estudiaba en la universidad, cuando ya cansado de enviar y recibir las mismas “cadenas” por correo electrónico, opté por mandar a todos mis contactos, una especie de boletín informativo sobre las noticias que me parecieran sobresaliente, en especial las tocantes a mi música favorita y al cine, así como los calendarios de conciertos o espectáculos tanto de mi ciudad como del resto del país. En esa época titulaba el susodicho boletín como “Las crónicas del freak”, término con el que varios de mis amigos y yo solíamos clasificarnos en el complicado mundo de la preparatoria, donde simplemente no puedes existir si no formas parte de un grupo, una clase o una subcultura.

Un año y medio aproximadamente duró el boletín difundido por correo, hasta que mis ocupaciones en la universidad aumentaron y termine cansándome de escribirlo; con la popularización de los blogs, muchos amigos y amigas decidieron abrir los suyos, por lo que siguiendo su ejemplo creé éste retomando las ideas de las viejas “Crónicas del Freak”, sólo que en esta ocasión les agregue la palabra “Indie”, primero porque estaba de moda, y segundo, para que al leerlo no sólo pensaran que se trataban de las historias de un perturbado, sino que las asociaran con las de un perturbado al que le agrada la música.

Además de ser uno de mis tantos hobbies, estas crónicas mantienen los objetivos que sus predecesoras: ser un medio para comunicarme con mis amigos, un boletín de información, una vía para compartir mis opiniones e ideas sobre ciertos temas, y ahora también, un "diario" personal para conservar datos y vivencias de los conciertos a los que he asistido, las películas que he visto y la gente de la que me he rodeado.

Cabe decir que estas crónicas jamás han pretendido exponer verdades absolutas, ni están exentas de errores (sobre todo ortográficos, pero en mi defensa puedo alegar que las escribo en mis ratos libres, que generalmente son en las noches cuando ya no tengo cabeza para revisarlas mejor o mi vista no es la adecuada), mucho menos ha sido mi intención molestar a nadie, pero si alguna vez ha ocurrido, aunque no pido una disculpa, si creo conveniente aclarar que no ha habido voluntad en ello.

A un año de distancia, creo que después de todo, estas crónicas si son “indie”, pues en ellas libremente expongo los temas que se me antojan y no dependo de nadie para escribirlas, sólo aprovecho el servicio que hasta hoy gratuitamente Blogger brinda a los internautas. Finalmente, agradezco otra vez sus comentarios y opiniones de todo tipo: positivas, negativas, constructivas, destructivas, correctivas, de felicitaciones, de solicitudes, de señalamientos, de preguntas, etcétera, las únicas que jamás serán bien recibidas son las que a mi criterio sean violentas, racistas y groseras, pues aunque creo en la libertad de expresión, prefiero no exhibir esa clase de comentarios para anteponer la ontología pacifista y de mutuo respeto en que se basa este blog.

P.D. La buena música no reconoce de géneros, su valor emana del significado que cada uno le otorgue, y ya por ese simple hecho merece ser escuchada.

martes, 17 de junio de 2008

LA IMAGEN DEL MANIFEST 2008

LA IMAGEN DEL MANIFEST 2008

La edición de junio de la revista SONIKA, difunde parte de la nueva imagen del MANIFEST, la cual en mi opinion luce bastante “chida”, sobretodo porque toma elementos de Santa Fe, lugar en donde el año pasado se realizó el citado festival y que en lo personal me pareció un sitio ideal para efectuarlo, ya que además de otorgarle una identidad propia, proporciona un escenario natural enmarcado por la imponencia de los edificios que ahí se encuentran, algo que aderezado con la buena música genera un ambiente un poco surrealista; quizás el único problema con la ubicación sea lo aislado que Santa Fe queda con respecto del centro del Distrito Federal, lo cual les dificulta a muchos el acceso no sólo por la distancia que guarda de él, sino también por el tiempo que toma llegar a ese territorio, razones por las que muchos fans se opongan a su realización en dicha zona.

A pesar de la lejanía, Santa Fe y su parque se presentan como una opción “fresca” para la realización de conciertos masivos como el MANIFEST, digo, ya basta con que todos los espectáculos se hagan en el Foro Sol o el Auditorio Nacional, la verdad es que son lugares tan solicitados que ya rayan en lo común, a grado tal que sólo falta que el Colegio Regina decida hacer sus reuniones de ex-alumnas en ellos; pero al final el lugar (y la comida y la bebida… bueno, esta si importa) es lo de menos, lo trascendental es la música, y hasta el momento en eso el MANIFEST no ha quedado mal parado.

NOTA: Que conste que escribí fresco entre comillas para evocar lo novedoso del lugar y no como referencia a su clima, el cual se torna bastante frío en las noches; pero a caso no los que acuden al Coachella se aguantan el calor infernal de Indio, California, entonces, qué problema implica ponerse una bufanda y un abrigo para protegerse del aire gélido de Santa Fe, si la fiesta en verdad vále la pena, o ¿no?

sábado, 14 de junio de 2008

AL PRIMER AÑO DE LAS CRÓNICAS

Hoy catorce de junio, estas crónicas cumplen un año de creadas, y aunque no es un evento trascendental, la verdad no quería dejar pasar la fecha sin una pequeña mención al respecto, por lo que aprovechando la ocasión, quiero agradecer a todos aquellos que han dedicado un poco de su valioso tiempo a leerlas o inclusive hasta para dejar sus comentarios, los cuales muchas veces han sido fundamentales para escribir algunas de ellas.

De igual manera, agradezco a todos los que han dejado links para visitar sus blogs o los de personas que les han parecido interesantes, ya que a través de ellos he conocido otras bandas, otras personas, y sobretodo, otras formas de pensar y ver la vida.

Doy las gracias a todos mis amigos, compañeros, conocidos, “íntimos”, compadres, comadrejas, socios, carnales, cabrones, amantes, y hasta los posibles enemigos que han participado de una u otra forma en este blog, gracias a todos ustedes por mantener un contacto conmigo a través de él.

Y la verdad, como odio todo tipo de cursilerías y solemnidades, además de que no van con la ideología de estas crónicas, hasta aquí dejo este post agradeciéndoles nuevamente sus constantes visitas.
Holden Arg

viernes, 6 de junio de 2008

CARL BARÂT, O CÓMO ATRAVESAR EL UMBRAL DE LOS TREINTA SIN MORIR DE SOBREDOSIS

CARL BARÂT, O CÓMO ATRAVESAR EL UMBRAL DE LOS TREINTA SIN MORIR DE SOBREDOSIS
Hoy seis de junio, Carl Ashley Raphael Barât, otrora miembro de The Libertines y actualmente líder de los Dirty Pretty Things, cumplió tres décadas de existencia sobre este planeta, por lo que aprovechado la fecha quiero dedicar este pequeño post a uno de los sujetos, que en opinión, encarna a la perfección el espíritu del rock.

Muchos han sido los críticos que han arremetido en contra de Carl Barât aduciendo un sin fin de opiniones negativas, que aunque con algo de sustento, terminan siendo por demás exageradas e inverosímiles; ciertamente Carl es un drogadicto, pero qué rockero no lo ha sido, y aunque con un talento enorme, probablemente no es el genio que el mundo del rock esperaba, pues ni es el mejor cantante ni el mejor compositor, pero nadie puede negar que revolucionó la música en un momento en que el rock británico estaba estancado en melodías cursis y pegajosas, que en nada se parecían al brit rock o brit pop de los años noventas, cuando grupos como Radiohead, Oasis, Blur, Pulp y hasta Travis ofrecían rolas con un mayor significado que las bandas que las sucedieron.

Con The Libertines (banda que muchos han considerado la respuesta inglesa a The Strokes), Carl Barât mostró una nueva forma de hacer rock retomando elementos del pasado, haciendo rolas con letras mas sencillas pero de sonidos más pesados, fuertes y caóticos, rolas para desahogarse por completo; además, The Libertines y Barât recobraron el contacto con el público al tocar en escenarios más pequeños e íntimos, que les permitieron volver sus ojos a los fans y escuchar por igual sus aplausos, sus gritos de aprobación o amor, reproches e insultos.

Carl Barât es un músico que toca con el alma, sólo hay que ver alguna presentación de los Libertines o los Dirty para percatarnos que Barât adora lo que hace, y mejor aun, logra contagiar con su ánimo a todo aquel que tiene el privilegio de verlo y escucharlo. El gran problema en la vida de Carl Barât ha sido Pete Doherty, pues a pesar de haber sido su mejor amigo, su compañero de éxitos y parrandas, en incontables ocasiones también le ha representado una gran molestia, y por qué no decirlo, quizas en determinado momento Carl ha llegado a considerarlo como un error en su carrera.

Gracias a Amy, hermana de Pete, Carl pudo conocerlo en 1996, pues dicha chica estudiaba en la misma Universidad que éste; en un inicio Carl detestó la irreverencia y petulancia de Doherty, pero con el tiempo descubrió su lado agradable y terminaron por convertirse en los mejores amigos; posteriormente, junto con John Hassall y Gary Powell formaron The Libertines, banda con la que consiguieron un gran reconocimiento a nivel mundial.
The Libertines tenían todo para permanecer en el mundo del rock por mucho tiempo, pero lamentablemente los vicios y problemas emocionales de Pete Doherty terminaron por colmar la paciencia de Carl, quien en el dos mil tres respaldado por el resto de los miembros de la banda, decidió no ser más la niñera de su amigo (para eso esta la Kate Moss) y optó por expulsarlo de la agrupación, terminando así con la historia de una excelente banda de rock.

Sin embargo, la atracción entre Barât y Doherty ha sido más fuerte que sus conflictos, pues en incontables ocasiones Carl le ha perdonado a Pete un sin numero de groserías y traiciones, lo cual demuestra su gran sentido de amistad y lealtad; pero a pesar del cariño o “atracción” que hay entre ellos (la cual simplemente no se puede negar), ambos decidieron seguir por caminos distintos, Carl Barât y el resto de los Libertines formaron los Dirty Pretty Things y Peter Doherty creo los Babyshambles, esta última, que aunque con más éxito que la de sus antiguos compañeros, no logra superar los triunfos del pasado.

El futuro de Carl Barât en el mundo de la música es incierto, pues a pesar de su indiscutible talento y de que el “Waterloo to Anywhere” (primer álbum de los Dirty Pretty Things) alcanzó buenas criticas, es difícil asegurar que Carl logré crear algo tan bueno como lo hecho con The Libertines; más sin importar lo que ocurra, Carl Barât, el inglesito de melena alborotada, mirada penetrante y actitud valemadrista, ha dejado una huella imborrable en el mundo de la música, huella que al menos yo planeo venerar por mucho tiempo.


Can’t Stand Me Now


Boys In The Band

martes, 3 de junio de 2008

LA INMORTAL ELEGANCIA DE YVES SAINT LAURENT

LA INMORTAL ELEGANCIA DE YVES SAINT LAURENT
La mañana de ayer me levanté con la penosa noticia de la muerte de YVES SAINT LAURENT, diseñador francés al que desde adolescente he profesado discreta admiración, de ahí que la reseña de su deceso me haya generado sentimientos de melancolía y tristeza a lo largo del día.

Definitivamente no soy una persona conocedora de la moda o docta en temas y menesteres relacionados con ella, lo cual no significa que no me interese o me desagrade (aunque ciertamente hay bastantes cosas en esa industria con las que jamás podré estar de acuerdo), sin embargo, como amante de la historia y la cultura en general, la genialidad de Yves Saint Laurent es digna de ser reconocida, admirada y respetada, por lo que desde que vi un documental sobre su vida, Yves se convirtió para mi en un guru espiritual al cual reverenciar.

Con tan sólo dieciséis años de edad, tras ganar un concurso gracias al diseño de un vestido de cocktail, Saint Laurent vio en la ropa el lienzo adecuado para trazar su obra, obra que sin saberlo estaba destinada a trascender más allá de lo superfluo y banal para romper todo tipo de esquemas, imponer nuevas reglas de conducta y ampliar los parámetros en que la sociedad debía ver a la mujer, de ahí que su trabajo lo instituyera como uno de los artistas más influyentes del Siglo XX.

Ya con los dieciocho años cumplidos, Yves ocupó el puesto que Christian Dior había dejado en su compañía luego de fallecer, este nombramiento representó para el diseñador el ascenso al trono de la moda francesa; más el gusto tan solo duro dos años, pues al llegar a la mayoría de edad se vio obligado a abandonar el puesto para realizar su servicio militar. Una vez cumplida la obligación para con su patria, Saint Laurent intentó recuperar su trabajo, pero la Casa Dior ya lo había reemplazado con un diseñador de menor talento.

El despido de la Casa Dior en lugar de perjudicarle le reparó un benefició enorme, pues después de un inevitable proceso judicial, Yves Saint Laurent fue indemnizado con una cuantiosa suma que le permitió abrir su propia casa de modas, crear su sello Rive Gauche y lanzar su primera colección en 1962, la cual se transformó inmediatamente en un éxito, el cual se mantuvo incólume hasta el 2002, año en que decidió retirase de las pasarelas, no tanto por su enfermedad como muchos aseguran, sino porque la industria de la moda ya no le evocaba nada grato.
Yves Saint Laurent fue parte de una época en que la industria de la moda era algo más que ganancias descomunales, modelos anoréxicas y soberbias, consumidores incultos, superficiales y fácilmente impresionables; una época en que la moda era el instrumento adecuado para hacer declaraciones políticas y manifiestos de libertad

Saint Laurent fue un feminista en toda la extensión de la palabra, tan feminista como Simone de Beauvoir, con la diferencia de que él no entregó a la sociedad tratados sobre la liberación femenina, ni promovió el voto para la mujer u organizó quema de sostenes, la labor de Yves fue más compleja y por lo tanto menos evidente, ya que su regalo para las mujeres del siglo XX fue mostrarles una nueva manera de ver la vida a través de la ropa; Saint Laurent las liberó de las ataduras de los corsets y los vestidos que las convirtieran en meros objetos sexuales, o bien las redujeran a simples muñecas decorativas; él las dotó de sacos y pantalones monocromáticos ajustados a su figura, para con ello declararle al mundo y dejar constancia de que las mujeres eran iguales a los hombres.

Aunque de generaciones muy disímiles, Saint Laurent junto con Christian Dior y Gabrielle Chanel formaron la santísima trinidad de la moda francesa, más cada uno creo y defendió una imagen muy distinta sobre lo que debía ser la mujer moderna: la mujer creada por Chanel es un ser independiente, elegante e inteligente, pero seductor y atractivo; mientras que la concebida por Dior es femenina, delicada, coqueta y refinada, pero a pesar de todo, conservadora y dispuesta a conseguir un hombre; en cambio las chicas idealizadas por Saint Laurent son poderosas y libres, seguras de sí mismas, dispuestas a decir no al matrimonio y si a la libre convivencia. Yves vistió a las intelectuales con chaquetas de cuero, cuellos de tortuga y largas botas ajustadas; a las rebeldes con negros smokings ceñidos a sus cuerpos; a las señoritas de sociedad amantes de los Beatles, Janis Joplin y la mota las convirtió en pinturas de Warhol y Mondrian; y en general, a todas las vistió con la libertad que da la elegancia y el buen gusto.
LA OBRA DE YVES SAINT LAURENT:

LA ROLA DEL MES

ROLA NÚMERO TRECE - JUNIO

This Charming Man
The Smiths

Punctured bicycle
On a hillside desolate
Will nature make a man of me yet?

When in this charming car
This charming man

Why pamper life's complexity
When the leather runs smooth
On the passenger seat?

I would go out tonight
But I haven't got a stitch to wear
This man said "it's gruesome
That someone so handsome should care"

Ah ! A jumped-up pantry boy
Who never knew his place
He said "return the ring"
He knows so much about these things
He knows so much about these things

I would go out tonight
But I haven't got a stitch to wear
This man said "it's gruesome
That someone so handsome should care"
La, la-la, la-la, la-la, this charming man ...
Oh, la-la, la-la, la-la, this charming man ...

Ah! A jumped-up pantry boy
Who never knew his place
He said "return the ring"
He knows so much about these things
He knows so much about these things
He knows so much about these things